Make your own free website on Tripod.com

chirospace.gif

Home
Próximos estrenos
En cartelera
Estrenos en DVD
Recomendaciones del mes
Recomend-Arte
Cine-cursi
Horrorízate
Mexi-wood
Anima-cine
CinEfectos
Reflexiones
Libro de Visitas
Enlaces
Mexi-wood

Y como nuestro cine no puede faltar, haremos los honores al cine nacional en esta sección. Buenas, malas, terribles, odiosas, románticas... Todas las que por alguna razón, alguna vez quisimos ver o nos negamos a ver.

canoa.jpg

CANOA

14 de septiembre de 1968. Cinco jóvenes empleados de la Universidad Autónoma de Puebla deciden ir a escalar el volcán La Malinche. El mal tiempo no les permite ascender, y tienen que pasar la noche en el pueblo de San Miguel Canoa, en las faldas del volcán. Manipulados por el sacerdote del pueblo, estos jóvenes son tomados por agitadores comunistas y son perseguidos y linchados para evitar que “pongan una bandera rojinegra en la iglesia”.

Chiro comenta

Felipe Cazals dirigió este filme que es todo un documento cinematográfico de gran valor para nuestro país. No sólo por su contenido de calidad en cuanto a histrionismo y argumento crudo fiel a los hechos reales, sino por el carácter crítico y a la vez neutral con que los narra.

                Abre con el toque personal de Cazals, la narración de Salvador Sánchez como testigo de los hechos y originario del lugar, que a modo de documental nos introduce en el contexto y la realidad del pueblo donde se llevó a cabo uno de los capítulos más negros en la historia de México. Nos lleva entonces a un recorrido guiado y complementado con los testimonios de pobladores que denuncian la corrupción que rige las acciones de las autoridades y la permisión sobre las acciones del cura del pueblo.

                Sí, esa es la realidad. Un cura es quien gobierna y somete a la población a una serie de ideas basadas en supuestos políticos e ideológicos, para protegerse y proteger sus beneficios e intereses. Un grupo de jóvenes que desean mantenerse ajenos a los problemas estudiantiles de aquellos años y que sin imaginar el infierno que vivirán, entran a la cueva del lobo. Pueblerinos sin juicio propio, cegados por el fanatismo que supone obedecer hasta sus últimas consecuencias cualquier orden de su guía espiritual.

                Luego, entonces, sobrevienen imágenes crueles, frías, que generan en el espectador una sensación de malestar general por las emociones que produce el conocer anticipadamente el destino que enfrentan los indefensos excursionistas a manos de enardecidos y  brutos ignorantes con ansias de sangre. Nadie que vea la película queda exento del horror y la vergüenza de atestiguar al ser humano en medio de la expresión más baja y ruin de su cruel naturaleza; nadie puede resistir al coraje y la impotencia, al resentimiento patriótico.

                No es, entonces, sólo la crónica de los hechos, sino un modo de denuncia de la expresión más distorsionada de la actividad política y religiosa: el peligroso y malogrado fanatismo. Es una invitación a pensar y analizar una parte negra de nuestra historia, una lucha contra la censura y la opresión de un gobierno semidormido y acostumbrado a la reacción tardía.

                Les dejo, entonces, el link a un fragmento de la película, donde puedes ser testigo de lo impactante de las escenas. No dudes en verla completa.

Fragmento de CANOA


Enter supporting content here